domingo, 14 de enero de 2018

DE TODO LO QUE NO SE PIERDE (Prólogo)



Me presento ante vosotros porque quiero. Sencillamente porque algunos días vienen de la voz, dictados por estas notas sueltas que escoge, para salir y airear de contenidos mi pensamiento: este sonso ir y venir desde la fiesta a la oficina sin costes publicitarios, este protocolo encorsetado “de todo lo que no se pierde”. Me presento ante vosotros sólo, como un número de escaso valor en la estadística del estrés diario.

Me presento porque sí, porque es la única manera que me queda, para retribuir como turista de tus noches, todas esas horas que llegaron voladas ayer, y se reúnen hoy para ti en la boca, envueltas de regalo, en un álbum de instantáneas; tantas, como horas no estuve yo en tu sueño, ni perseguí por las noches tus delirios, no continué incansable, tras los márgenes de esas huellas impertinentes, que poco a poco fueron apareciendo en la piel, y señalaron todo el tiempo que habíamos estado juntos. Esas horas que en ocasiones vinieron del sexo, vinieron vestidas y desvestidas de vaticinios, de certezas de realidades e irrealidades, de confianzas, de la mano tonta, de una incipiente curiosidad por ver todos sus mundos. Todas sus horas que contradicen al silencio. Todas esas horas que una vez impresas, irán a dormir al lado mismo de las buenas noches, en ese espacio esquinadamente útil que ocupa como un estandarte quieto, la mesilla; allí donde tantos versos antes reposaron su silencio.

Digo verso y enciendo circunstancias o todas las luces. Repito: verso y son casualidades que desembocan del movimiento, al súbito esplendor de las razones, razones que son enmiendas del beso al paso por el vértice del rostro, la obligación de meditar solo, en ese otro paso que se adelanta más allá de lo imposible. Algo real que transcurre, como en un estreno de película, desde la alfombra sucia, hasta la pantalla de plasma; detrás, la luna, algo así como una sensación que roza los límites del hemisferio de las luces.

Una sensación que cuando llega, no sólo traspasa el breve instante en que nos arrodillamos juntos, sino que en su reflejo, muestra algo tan presente, como un decir que estoy, algo tan de hoy como una dureza, algo tan de ahora como el movimiento después del movimiento, como tu vientre misceláneo, algo así, como un mañana que viniese a llevar en el camión de la basura, todas las cenizas.

El mutismo, las muselinas de la ausencia, lo que viene doble semilla a reemplazar, sin ver, todo lo ido, todo lo envuelto en su pátina de fiebre inefable, todo lo que huele a nacimiento, y en contadas ocasiones, se instala dentro de una fugitiva desmemoria. Algo tan profundo como el hombre que llega, con la intención de mostrar en una sola toma, las figuras en movimiento.

Si me apuráis y no me sopla el tiempo de las cosas que no visten, desfilaría ante vosotros siempre, desde todo lo que fue indecible. Desde todo lo decible que viene por delante. Desde fuera del círculo de todos los que fueron por detrás. Desde esa ansia ignota que acompaña al desafío.

Desfilo, desde esta ley inmanente de las hojas que llegan de la misma naturaleza al papel, hasta este mismo papel que llevará después el aire por el aire. Desfilo desde esta ley que digo, tan distinta en los gestos y las formas, a esta ley de nuestra selva, a esta ley, también ahora, embrutecida por las mismas envidias que nos vienen de siempre, que llegan y nos critican y nos juzgan y nos condenan, como únicos motivos raros de la creación. Desfilo ante vosotros como la sangre en la pelea, como una mancha rota en su renuncia, como un grifo si me abrís ante el espejo, como un caudal que arrastrase su vergüenza ante Dios, siempre artrítico de miedos que no escapan y sí esperan.

Como comercial que derrite teléfonos, voy buscando, número a número, esa llamada que me permita cobrar a fin de mes. Como aprendiz de poeta, voy buscando, al otro lado de la puerta fría, todo esto que os muestro, esto que aún no está concluido, esto que me cuesta un huevo remover, exprimir y filtrar de su esencia imposible, para así, satisfacer todos los muchos; - no me digas: sí, parece interesante -. No, no me lo digas porque sé, que detrás del no viene siempre cerrar la puerta, como si fuese habitual el paseo de tantas dudas, sobre esta verdad que se derrite, por haber nacido un instante.

Crecer a la sombra del carbón, puede ser algo de lo más natural. Nunca lo he discutido. Desfilar desde la mina hasta su invento de palabra, desfilar sobre esta pasarela que el papel me ofrece, desfilar bajo esta luna o este sol que llega ahorcado por un cable al techo de la cocina inteligente, desfilar desde aquí, desde esta mesa donde visto a las cosas siempre de conocidas rarezas, no será nada si vuestros ojos cuando me abran y me lean no me descubren.

ABSURDOS DE LA CALLE

La calle vuelve a ser hoy,
el sólido diseño
de esta cabeza nuestra
tan turística siempre,
tan transitada de mañanas:
de vidas que acuden y esperan
la llegada de esos últimos metros,
que vienen tan puntuales

y nos llevan tan deprisa al olvido.

OTROS CAMINOS



Ya que los poetas son, generalmente, tipos normales, que vienen a exponer: el paso y la tormenta, el sentimiento raro de la sombra o la sonrisa en la esquina de luz de este mundo global; si quieren sorprendernos y avanzar, (cosa que dudo) deben comenzar a romper y ampliar, hasta inventar el suyo, mi epíteto pleonástico, y entre las soledades que nunca piden cita, cumplir los compromisos que se adquieren al manipular, las dos o tres verdades o mentiras, que acercan las palabras. No sé. Acaso, por ser tan complicado es imposible lo que pido. 

miércoles, 10 de enero de 2018

CERRADO POR FALTA DE PRESUPUESTO



Confirmado. Ya os lo puedo comunicar. Por falta de presupuesto este blog permanecerá inactivo hasta que me cure, me muera o encuentre trabajo. Tal vez, de limpiaalmas a jornada completa, ¿quién sabe? acaso, de aplomador de espíritus, o cuenta baldosas de cabezas enfermas o cuerpos de árboles quebrados exactos o exactamente envenenados por la raíz.
Pero bueno, para que qué tanta perorata, si a ti, acostumbrado a los regalos nunca te importó, ¿qué te pueden importar ahora mi grito de ayuda, mi llanto o mi lamento?
Sí, de este trabajo no remunerado, me despido.
Gracias por nada, y ya sabes, si quieres seguir leyendo lo que hice, lo que hago y lo que haré, por un precio u otro precio me puedes pedir y encontrar en tu librería habitual o entrando en cualquier buscador.
                  Mi más sincero y doliente hasta nunca

miércoles, 27 de diciembre de 2017

DESCRIPCIÓN // Desde el fondo del verso



Bobilongos:

Neologismo vinculado a la perfecta imperfección de este momento. Ente social de infinitas ficciones. Simbólicamente representa todas las vanidades de un personaje real, semicaballero que combina perfectamente su vestuario.

Churrilungas:

Neologismo para mañana. Movimiento lúdico y placentero capacitado para crear con la estructura femenina, una semidama ligada íntimamente a ese universo feliz que, con el aire, va tomando forma en las nubes de algún entendimiento.


BOBILONGOS Y CHURRILUNGAS  es el título de mi próximo poemario que otra vez Ediciones Vitruvio, otra vez Pablo Méndez confiando en mi verso, os acercará en primavera. Y como muchos ya sabéis que, ni dedico ni firmo ejemplares, en esta ocasión, solo para aquellos que  hagáis vuestra reserva, antes de que llegue a las librerías, lo tendréis firmado y dedicado.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

EL PARÉNTESIS // Desde el fondo del verso



Bobilongos:

Neologismo vinculado a la perfecta imperfección de este momento. Ente social de infinitas ficciones. Simbólicamente representa todas las vanidades de un personaje real, semicaballero que combina perfectamente su vestuario.

Churrilungas:

Neologismo para mañana. Movimiento lúdico y placentero capacitado para crear con la estructura femenina, una semidama ligada íntimamente a ese universo feliz que, con el aire, va tomando forma en las nubes de algún entendimiento.


BOBILONGOS Y CHURRILUNGAS  es el título de mi próximo poemario que otra vez Ediciones Vitruvio, otra vez Pablo Méndez confiando en mi verso, os acercará en primavera. Y como muchos ya sabéis que, ni dedico ni firmo ejemplares, en esta ocasión, solo para aquellos que  hagáis vuestra reserva, antes de que llegue a las librerías, lo tendréis firmado y dedicado.

lunes, 23 de octubre de 2017

NUNCA BROMEO NI OLVIDO




Bobilongos:

Neologismo vinculado a la perfecta imperfección de este momento. Ente social de infinitas ficciones. Simbólicamente representa todas las vanidades de un personaje real, semicaballero que combina perfectamente su vestuario.

Churrilungas:

Neologismo para mañana. Movimiento lúdico y placentero capacitado para crear con la estructura femenina, una semidama ligada íntimamente a ese universo feliz que, con el aire, va tomando forma en las nubes de algún entendimiento.


BOBILONGOS Y CHURRILUNGAS  es el título de mi próximo poemario que otra vez Ediciones Vitruvio, otra vez Pablo Méndez confiando en mi verso, os acercará en primavera. Y como muchos ya sabéis que, ni dedico ni firmo ejemplares, en esta ocasión, solo para aquellos que  hagáis vuestra reserva, antes de que llegue a las librerías, lo tendréis firmado y dedicado.

lunes, 2 de octubre de 2017

LA URNA DE MIS CENIZAS

Bobilongos:

Neologismo vinculado a la perfecta imperfección de este momento. Ente social de infinitas ficciones. Simbólicamente representa todas las vanidades de un personaje real, semicaballero que combina perfectamente su vestuario.

Churrilungas:

Neologismo para mañana. Movimiento lúdico y placentero capacitado para crear con la estructura femenina, una semidama ligada íntimamente a ese universo feliz que, con el aire, va tomando forma en las nubes de algún entendimiento.


BOBILONGOS Y CHURRILUNGAS  es el título de mi próximo poemario que otra vez Ediciones Vitruvio, otra vez Pablo Méndez confiando en mi verso, os acercará en primavera. Y como muchos ya sabéis que, ni dedico ni firmo ejemplares, en esta ocasión, solo para aquellos que  hagáis vuestra reserva, antes de que llegue a las librerías, lo tendréis firmado y dedicado.