jueves, 15 de junio de 2017

La historia de Anastasio de los Onesti




Hasta que mi cabeza no vuelva a estar en sus sitio, y eso, por lo que parece, irá para largo, he de comunicar que no os regalo más versos, (después de ocho años he llegado a la conclusión de que, todo lo que se regala, no se aprecia) por lo que, si me queréis seguir leyendo, que particularmente, claro está, me importa un huevo con patatas y cebolla, tendréis que buscaros otra forma de hacerlo. Bien en las bibliotecas, bien comprando mis libros, bien ignorándome como hasta ahora habéis hecho. A mí entender, no se han alcanzado los objetivos fijados, con lo cual, alguien (y por una vez no voy a ser yo) tendrá que pagar los versos rotos.

FIN DE TRAYECTO



Hasta que mi cabeza no vuelva a estar en sus sitio, y eso por lo que parece irá para largo, he de comunicar que no os regalo más versos, (después de ocho años he llegado a la conclusión de que todo lo que se regala no se aprecia) por lo que, si me queréis seguir leyendo, que particularmente, claro está, me importa un huevo con patatas y cebolla, tendréis que buscaros otra forma de hacerlo. Bien en las bibliotecas, bien comprando mis libros, bien ignorandome como hasta ahora habéis hecho. A mí entender, no se han alcanzado los objetivos fijados.

martes, 16 de mayo de 2017

1001001Antivirus




Como los niños.
Estoy como los niños,
manipuladamente invierno
en su primera clase.
Acojonado
por esa cita tuya
para tomar café.

lunes, 15 de mayo de 2017

PROYECTO 001001 virus.




Voy a inventarte, sobre plano,
como un proyecto de inmadurez
con la insolvencia de mis palabras,
el corazón que no se compra.
Voy a inyectarme
complicaciones,
calamibobas,
tartarupturas
y ese poco, de sal pimienta,
de un enamoramiento
que le falta a la rutina.
Mañana, ya veremos que sucede.

martes, 2 de mayo de 2017

INVIDENCIA



Se me rompieron
los domingos de Mayo,
sin más ni más, las flores
y vidrios del valor,
las gafas con las que veía
la espalda del oráculo.

Mírame. Sea cual sea tu puerta
abierta en la retina
de un ayer rebosante. Mírame.

Busca, cuando se cierre
la mística del bosque
tenazmente estío necesario,
esa quietud de los misterios
que jamás se fingen,
la voz del corazon,
la que nunca se ha visto

Con la facilidad que tienes para olvidarme,
pienso llorar de tanta risa
más allá del poder de la luz
enferma de alzhéimer

En el incendio donde acaba
tu desnudez, comienza el dramatismo
de las gafas que cubre
mi sombra en hora punta.

sábado, 15 de abril de 2017

ÚLTIMA PROFESIÓN DE RIESGO






Hay denuncias en las comisarías
por todo lo que escribo:
blanca, blanca, epidermis negra,
caricatura y cosa acartonada.

Ser poeta es profesión de riesgo,
- siempre lo he dicho -
igual que pinta sombras,
o abre pasos con alas de sombrero,
lo mismo que astronauta
o comercial de briznas
de hierba de los prados
clandestinos de la imaginación.

Amante, anciana, niña:
todas protagonistas como
en Pálpitos del tren que no vuelve
la noche que describe
por wasap las tormentas.

Insisto en que ser poeta
consiste en estrellarse contra el mundo
con la excitación de las divinidades,
en despertar de golpe entre los balanceos
de las faldas que abrasan mis disculpas
y después de ordenar tu piso
pasear al perro y a los niños y al gato.

Está claro que ser poeta tiene mucho que ver
con inventar de nuevo el día,
con esa vestimenta
de la calle otra vez de moda,
con esa luz que sale junto a todos mis miedos,
con volar la ternura rota del calcetín,
con esas zapatillas de distinto formato.

Sí, hay mazmorra que sin duda se hicieron
con terrones de azúcar,
para poder el verso escapar fácil, fácil.

miércoles, 12 de abril de 2017

Contraportada



De UN CUÁNTICO ALETEO EN LA BOCA se dice en "Notas de Media noche" que vino a ser la continuación der un romántico surrealismo. Ese reloj del mundo que nunca se detiene