domingo, 30 de julio de 2017

POEMAS PARA CREAR ESCUELA VIII Gloria Díez



Vuelvo a sentirme afortunado. Vuelvo a sentirme feliz al encontrar y recibir como regalo para este blog, un magnífico poema de una magnifica poeta: Gloria Díez

Según reza la historia y el poema para crear escuela CÓMICOS de Gloria Díez, donde nos cuenta: “que vale tu cabeza el precio que quieras asignarle” mi reflexión, de vueltas y revueltas, vacía de pelo y pensamiento, es sobre todo que, la mía vale solo para perderse y encontrarse en la amistad que ella me ofreció siempre. Y no por ello, - tú lo sabes- te voy a regalar, si no te lo merecieses, ningún halago. Equivocación, sí. Viendo lo que veo del mundo, equivocación por mí parte, igual que la de aquellas madres de antes, que nunca le dijeron a sus hijas, - que guapa eres.

Y sí, podría hablar de ella, y de mí, y de todo lo vivido o no vivido juntos, pero no, que va, esa no es la cuestión; la cuestión, el tema, el caso, el asunto, la chicha, lo enjundiosamente jugoso, es su poema donde, es tan importante lo que se transparenta de lo no escrito, como aquello que nos deja ver.

Vale, entiendo, vuelvo a oscurecer la realidad de lo que pienso, pero es que mi cabeza va tan deprisa que, en ocasiones, no consigo retenerla. ¿Que qué quiero decir con esto? Que en mi manera de entender la poesía, por supuesto es una verdad sin fisuras que los versos y las palabras bonitas quedan muy bien sobre los papeles, pero traspasar esos papeles y llegar a ser capaz de arañar o cosquillear el alma del lector con todo aquello que nos dice sin estar escrito, eso es lo que hoy entiendo como poesía para mañana, como poemas para crear escuela, como lo hace Gloria Díez en su poema “CÓMICOS” el cual, podéis encontrar dentro de su libro Dominio de la noche. Lo no escrito es la reflexión a la que nos lleva ese amor del que nos habla, de ese amor que “es maroma de sal” o mar o su “agua que refluye” “siempre traicionera”.

Gloría Díez se vale del armazón paralelístico, sí, ese que se fundamenta en la repetición de una misma estructura sintáctica, y semántica, ese que con sólo algunas pequeñas variaciones de palabras o grupos de palabras dan forma a un sentido propio, un sentido capaz de subrayar y enfatizar emotivamente a los ojos del lector los rasgos que desea destacar, pero sobre todo, y ahí radica su fuerza, los que se quedan en el intermedio: esas palomitas, la Coca Cola, los paseos a la nevera, los que sin estar crean estos versos para mañana.

Gloria Díez es periodista y escritora, por supuesto, pero sobre todo es poeta. Sí, sí, sobre todo es poeta. Poeta que estudió periodismo y que ha trabajado, tanto para la televisión, como para la prensa escrita. Periodista que en su larga trayectoria, a entrevistado, a personalidades tan importantes como: Jorge Luis Borges, Mick Jagger, Adolfo Suárez, Doris Lessing; y por supuesto, al que yo considero el más importante: a mí. Es redactor jefe de la revista A vivir, y mantiene  en  Facebook una página de información literaria: La Hormiga Blanca.
Su primer libro se titula "Mujer de aire, mujer de agua", publicado por la colección Adonais. Otros títulos de su autoría son "Inocente ceniza" y "Dominio de la Noche". Título al que pertenece el poema que me regala.

Gloria. Hoy que se mueve el mundo, sobre todo, por esas delicadas hebras de acero del interés. ¿Qué argumentos nos propondrías para que este u otros mundos leyesen tu poema?

Mi querido Maxi: El mundo siempre se ha movido por esas hebras, las hebras de acero de interés, y eso desde Caín y Abel, si es que existieron y no son un prototipo. 

Que el mundo lea mi obra no "es" mi trabajo. Me explico: yo debo llegar tan lejos como me sea posible con mi escritura. Y eso pasa por vivir, escribir y tratar de entender cómo funciona esta "cosa" que llamamos mudo. 

Naturalmente, haré lo posible porque mis textos puedan ser leídos. Las estructuras de poder están cambiando, el editor ya no es el señor de horca y cuchillo que era, Internet ofrece nuevas posibilidades y también plantea nuevos riesgos. 

Como no hay nada nuevo bajo el sol, en el pasado, muchos grupos de poesía crearon sus propios sellos editoriales, o publicaron sus poemas en formatos mínimos, como las plaquettes. No somos los primeros en enfrentarse al problema. Hay soluciones, pero requieren esfuerzo. No vendrá un "salvador" a llamar a tu puerta. ¿Te recuerdo a Pessoa? No publicó más que un libro en vida. Yo ya he publicado dos de poesía. ¿De qué me voy a quejar? El mundo leerá mi poema, o no. Soy una voz en un coro, no me siento única. 


CÓMICOS

Si digo que eres libre,
estoy diciendo, sólo,
que vale tu cabeza
exactamente el precio
que quieras asignarle.

Ya que el arte te obliga
a creer en las reglas,
¿no aceptaras a Colombina
con su traje de farsa,
Pierrot farsante?

Si digo que el amor
es maroma de sal
que te encadena
el corazón al propio corazón,
estoy diciendo, sólo,
que el agua que refluye
es siempre traicionera.

Si te digo que estoy
desconcertada,
estoy diciendo, solo,
que no encuentro ni un clavo
-la comedia acabada-
donde colgar mi máscara.