jueves, 23 de octubre de 2014

ENTERRADOR DE GUERRAS



Me quema este aire que tanto transito.
Me besa anárquico y confidencial,
Me desnuda de urgencias, de nostalgias,
de rojos, de guiños, de multitudes,
toma impulso y no hay distancias
que no recorran sus besos.

Es probable que mis brazos de inútil
enterrador de guerras y de brindis,
vayan hasta tu mundo de verso a saludarte,
que rodeen de mañanas tu cintura,
que frieguen los platos de la discordia
y cubran de caricias los conflictos de tu piel,
de tu geografía tan besada de agua.

Me quema tanto esta clausura de mundo,
de ciudad nuevamente edificada
sobre este tamizado
terremoto de existencias,
sobre este dos mil cuatro inteligente
que se abre luminoso en la cocina.



Perteneciente al libro “De todo lo que no se pierde”

lunes, 20 de octubre de 2014

ABSURDOS DE LA CALLE




La calle vuelve a ser hoy,
el solido diseño
de esta cabeza nuestra
tan turística siempre,
tan transitada de mañanas
de vidas que acuden y esperan
la llegada de esos últimos metros,
que vienen tan puntuales
y nos llevan tan deprisa al olvido.

jueves, 9 de octubre de 2014

Solo recuerdos



Hasta que mi cabeza no vuelva a estar en sus sitio, y eso por lo que parece irá para largo, he de comunicar que no os regalo más versos, (después de ocho años he llegado a la conclusión de que todo lo que se regala no se aprecia) por lo que, si me queréis seguir leyendo, que particularmente, claro está, me importa un huevo con patatas y cebolla, tendréis que buscaros otra forma de hacerlo. Bien en las bibliotecas, bien comprando mis libros, bien ignorandome como hasta ahora habéis hecho. A mí entender, no se han alcanzado los objetivos fijados.