domingo, 23 de diciembre de 2012

citas DESDE EL FONDO DEL VERSO



En poesía, al ser la repetición en cualquiera de sus extensiones, uno de los principales apoyos, la mera repetición de ideas, es poco recomendable, motivos por el cual son mayoría los versificadores y escasos los poetas.

lunes, 3 de diciembre de 2012

DISPUESTOS PARA LA COSECHA





En esta edad en la que predominan las dudas
y se prohíben los wiskis al sol de las terrazas,
insisto en que se quede la luz entre nosotros,
que todo vuelva como siempre a ocupar su sitio,
aquí donde las olas giran
exactamente como los ancianos,
con sus torpes tibiezas
ante una taza de café:
por supuesto, sin churros que se abracen
ni taponen las venas con su colesterol.

Os querría decir, cumplidos muchos años,
que significa la paciencia,
pero yo que jamás necesité estilistas
para desnudar mi alma,
ya no la tengo.
Ni tengo alternativas que perfumen la noche
cuando cierro mis párpados.
De todos modos, tal vez si me quito la máscara,
pueda sentarme aquí contigo
y probar el sabor de los largos tropiezos
de las conversaciones,
frente a frente, esa luna que nos llena.

Muy cerca de los muros de occidente,
ya no sirven de nada las buenas malas formas
de aquel romanticismo
atragantado en nuestra adolescencia.
Ni las sinuosas líneas del cuerpo femenino,
ni las constelaciones,
ni esa oquedad perenne de la boca
por donde escapan los grandes proyectos:
damajuanas con flores moribundas
y un estilo de vida que asentado en el lujo,
aún queda por pagar,
la casa, el coche, los hijos y los nietos,
el hombre y la mujer que discuten afuera
como decirse adiós.

En las habitaciones de cualquier país lejano,
aún se conservan los rescoldos
de lo que siempre fuimos,
soliloquios de amor con pajarita,
abanicos que se desdoblan y se repiten
alrededor de la vejez,
niñas de sombra y nada,
que hacen que uno se piense demasiado las cosas.

Vengo a entregarme.
Oídme, a intercambiar tus viandas
por mis ausencias
imposibles en fuga de la fragilidad,
del pulso donde muere el pensamiento,
de este dolor que es una deuda
y todo lo que toca son cosas necesarias.
Desvísteme que soy culpable
de todo lo que hicimos por no causar dolor.
Abundante de ideas y de ensayos,
siégame sí, que ya estoy totalmente maduro.

jueves, 18 de octubre de 2012

VESTIDO PARA TI






No tengo sombra ni recorrido.
Ni tengo ningún otro traje
que me vista de ti en la noche.
Sólo las palmas de las manos.
Sólo etiquetas niñas al umbral de la sed.

Me visto de ceniza y me desviste el aire
de algunos compromisos,
la incertidumbre del sollozo que nos acuna,
el latido en los gestos y los labios,
la complaciente fuga y el grito y el encuentro.

No, no tengo ningún otro traje que me cubra.
Éste criminal que bebe su última sentencia,
zurce como aprendiz onírico, mis heridas:
los rotos de la voz al final de las nubes,
los besos y la luz de un sol radiante,
las huellas de la planta del pie sobre el asfalto

En la brisa de la tragedia,
que nos desviste la memoria;
no soy capaz de abrir los labios
que han de llenar con la voz las palabras,
ni el misterio que huela a guardería.
Ante ti estoy desnudo. Sólo todas las tardes.

martes, 9 de octubre de 2012

LA INMORTAL REFLEXIÓN DE UNA OCURRENCIA





A veces nos sucede que al margen del incendio,
existen otras manos que tienen vocación de ajedrecista,
de sombras al galope de algunas mansedumbres
de camellos que beben whisky con piano y Coca Cola.

Sí, la verdad de la leyenda urbana
es una fruta que se licua
en esas Minipimer de la noche,
que se entrega y se bebe sin manual,
que me despista y nos despista siempre.

Mi deber es decir los desaciertos.
Vestir la fiesta en hora punta,
disimular con perfumes
las diferencias que hay entre nosotros.

Es conveniente
que escriba con el humo
del tabaco de liar,
la óptica blanca del lenguaje,
el estrépito de las plumas
detrás de los estores
la inmortal reflexión de una ocurrencia.

Sí, a veces se produce en la noche ese sonido
exacto e impertinente del amor,
ese donde, sin duda, nace todo
con un tic-tac de ochenta o noventa años
de abstinencias de sombras
de un dios ocupadísimo.

martes, 2 de octubre de 2012

EL ALMA EUCARÍSTICA DE LAS COSAS





Un paso no es más grande sólo porque se dé antes,
sino porque las huellas que deja permanecen
en los carteles que se cuelgan de las fachadas.

Su carácter hoy, es cómplice anónimo del humo,
su disfraz anoréxico de espaldas a los dioses.
Su fragancia, sino se pisa fuerte;
llega casi siempre al día, huérfana
del alma eucarística de las cosas.

En el latido donde ruedan
las descripciones de unas cuantas lágrimas,
es donde apoyo el pie para salir, muy elegante,
y marcar, el contorno del ímpetu absoluto.
Tú en la distancia.
Conmigo sólo tu regreso

martes, 25 de septiembre de 2012

EL FOX TERRIER QUE GRUÑE JUNTO A MÍ





Por si te vale de algo,
diré que tengo prisa,
que colecciono sombras
y disparates a tiempo parcial,
que aunque suene a disculpa
me espera mi proctólogo.

En ese Londres poético de Byron,
vivía de alquiler
y he vuelto a casa con mis padres.
Cansado de que me sancionen,
de saber que no fui nunca necesario,
me suelo deshacer de ausencias:
afirmar que Dios no persigue escarchas

Se me olvido esperarte,
edificar algunas lejanías,
deshacer las maletas,
los compromisos de amor que cruzan de un lado a otro.

Tomo un trozo de pan de presente y futuro,
aquí una ausencia , allá un milagro,
más allá, abrazándome
los diluvios de la esperanza
pero no me detengo,
no dejo de batir estas alas que escriben
con las letra negrillas oraciones.

Aun no aprendió a mentir
el mundo arrogante al final de los siglos
cuando ya disimula
porque no quiere que nos vean juntos

Me falta tiempo para disfrutar
el día más hermoso
de mi existencia.
Y si acaso se me pasa quererte,
no me preocupo, sé que ya estas acostumbrada
a que te ignoren, a que lleguen los besos,
las ofrendas, la gloria y los pecados
y se vayan veloces
hacia todos los sitios.

El Fox terrier que gruñe junto a mí,
me hace notar la fuerza de tus manos
sobre mis hombros mientras se relame.

domingo, 16 de septiembre de 2012

LA MISMA PIEDRA




Aun no aprendí a mentir,
a no tomarme nada en serio,
a dibujar en esta orilla sucia
de la conciencia
el segundo plural de mi destino
totalmente quebrado
por la bebida

Nos miramos de cerca
sólo un tímido instante
que se envasó al vacío
en cualquier ocasión.

Cuando los días se caen del bolsillo
del alba en mi destierro,
es muy antiguo romper sin más ni más
los cristales de la inocencia
de todo lo que nos distancia
a lo largo de un año y otro año:
los desnudos nerviosos
de las viejas amantes,
de cabelleras que sin duda evocan
la arquitectura
de sus resquebrajados cuerpos,
los rumores que viven
en la parte gris de la verdad y la mentira,
los fragmentos de cada confidencia.
En el iris desnudo de los martes
junto a la fuente por desmantelar,
el misterio de la primera aproximación,
el sacrosanto origen
de los hombres bebidos.

Más que observar, juzgamos
el aspecto ingenioso de las cosas.
Al subir la montaña, la salida del sol.
No me tientes que a ti me lanzo
vestido de arrogancias y prendas populares

lunes, 10 de septiembre de 2012

NUESTROS DELITOS



Ya que no viviremos mucho,
habrá que detenerse alguna vez
para pensar que no se puede ir por ahí
poniendo marcapasos al ladrido de los perros,
para limpiar la niebla
intransigente de las uñas.

En esta ciudad donde nadie se fija en nada,
Tendremos que alquilarnos la chaqueta
de la triple locura que nos habla en domingo,
sacudirnos el rojo de algunas lejanías,
la caspa dolorosa que cuelga del respaldo
e inevitablemente nos inclina.
Que me dejen llorar.

Lo cierto es que antes de morir
tendremos que inventar nuestros delitos.
Tendremos que dejarnos mover por sus detalles,
tendremos que esquivar algunos de sus diálogos.
sus tropiezos y sus acusaciones.
Que no me mientan más.

martes, 4 de septiembre de 2012

AMOR. AMOR. AMOR TODO ES MENTIRA




He aprendido tras mucho tropezar,
con los daikiris y el verano,
de tres a siete cosas
que basan sus estudios
en la nostalgia del erotismo,
en las visiones de los espíritus que suben
desde las raíces hasta la boca.

Filosofías sin pulir
a las vísperas de alguna inquietud virginal,
en las que muere al aire libre
la falsificación de los orgasmos.

Técnicas en pijama
que asientan sus jadeos
sin hacer mucho ruido.
Hombre con hombre
claridades del alba
cuando se va sin dar las gracias.
Una luna que se impregna de otra luna.

Poco me importa
lo que digan hoy
a la vejez de mis bautismos,
los abrazos de algunas maldiciones.
El amor fastidioso de la gente normal,
los enfermos de las audiencias,
el ruido insoportable
de la creación.

Supongo que cualquiera puede ver
la parte cronológica que baila cada noche
sobre esta alfombra de cenizas
a las puertas de mi alma:
un imperio asediado,
los lugares apócrifos, abriéndose de piernas
bajo las catedrales
destartaladas como mi corazón a besos.

jueves, 30 de agosto de 2012

NOTATETI





Me pongo los zapatos y el sombrero
gris de aplomo mujer desnuda,
de recorrer las sombras
de esas borracherías que me llaman,
donde con sus cuchillos
y sus miradas cortan
las camareras
limones para el gin con tónica
y culpabilidades.
Siempre me han inquietado
las pupilas detrás de su altar.

De haberme prolongado hubiese sido
Tribuno de la Décima Legión,
con el bolso de viaje siempre listo
prisionero en tus muslos, prisionero.

Desvísteme que voy sediento
al calor que recogen los tejados,
a morir ahora en esta fantasía
maullido indescifrable
de cualquier barrio chino.

Contra la luna
que nos deja a deber febrero,
tu objetiva inocencia
ha roto ya el sepulcro
de antiquísimas razas.
Ponme otro whisky sin el hielo de las miradas

Mientras elijo para sumergirme
cualquier grupo de sangre,
sírvete un baso de fusión nuclear
con pedacitos de mi dentro.
¿Quién sabe si podré volver a casa
antes del desayuno?

martes, 28 de agosto de 2012

COMIENZO




Tuve dieciséis años
en la prehistoria de las cosas,
y ahora que cumplo sesenta y uno
con los ojos eternamente abiertos
guardo aquí en mi cabeza sus detalles:
las caricias del agua mientras fui nadador
tus labios con las gotas de la última sequía.
En los costados de esta noche, noche
al bullicio de tus caderas,
ese regusto de lo nuevo
a nueva juventud.
Tuve dieciséis años
y todavía van conmigo.

martes, 14 de agosto de 2012

EN TU ESPALDA





Pintura de Carmen Santiago Castaño Sutil desnudo Oleo sobre lienzo 1x60


Existes. Sí, yo sé que existes.
Mides solo unos centímetros
de salvaje incertidumbre.

En este mundo mío
de estrellas pequeñitas
que van al vertedero,
de bosques comentados
por cualquier primavera,
saturada de dioses,
la sonrisa del mar
que pasea sin luz el purgatorio,
se refleja en tu espalda.

Me alimento de citas y discordias
de batallas en el abismo
del que salió la arcilla
de la que tú estas hecha.

Mientras desaparecen
rápidamente de la mesa
los platos de espagueti,
seguro que alguien
tirado por el suelo,
proclama el mal olor
de las retrospectivas,
de un cuerpo moribundo
y un párpado sin traje
entre agosto y septiembre,
doce horas de trabajo al día.

¿Cuanto descuento tiene
una vez cada nunca
la sonrisa de Dios
a la vejez de esta noche festiva?

lunes, 6 de agosto de 2012

CATILINARIAS





No es extraño que me persigan.
Mis ojos lo ven todo con ese desencanto
que les viene mordido del ayer,
mi dedo les señala, mi voz se lo recuerda.

Yo no soy nadie y soy todas las cosas:
un misterio que se columpia de este planeta,
un cuerpo que al quemarse contamina.

Transformado mi espíritu,
revoltoso e ignorante,
Carmen de lunes
me dispongo a saltar
con parapente desde las cornisas.
Sin aspavientos, sin esperar nada.

A buen seguro, envuelto en mis andrajos
tendría que haber dicho todo lo que yo sé
de esas ciudades,
viejas sentadas gotas
a las que nunca fui en low cost.

Sus monumentos piden la palabra
tal vez para exponer su historia,
hecha al gusto de los turistas
y ocultar así los huesos que hay bajo sus piedras:
volcanes inactivos,
huellas de lumbres que nos calentaron ayer.

Sus calles cuentan día y noche
los secretos, secretos de todos los vecinos,
esa sensación que va de su sombra al infinito
personaje mortal que hace de guía

A sus muros creciendo como yo me pensaba
les gusta sentir el sol de la tarde,
dando con fuerza en el costado
de las preocupaciones,
de ese albañil que juega una partida
con los nombres de los que ya se fueron.

No es extraño que nadie quiera resucitarme,
que me marginen, que me destruyan.
Represento ese pasado que se debe olvidar

miércoles, 13 de junio de 2012

EL MUÑECO DE LOS SEMÁFOROS






Todos nuestros recuerdos del Caribe,
de cuatro a siete instantes bajo tierra,
de treinta pensamientos
que van sin decir nada a la hecatombe:
son difíciles de extirpar
como el blanco excesivo de mis venas.

Hoy que nos crucifican, en cada amanecer,
resulta interesante saber casi de todo:
de lanzar piedras a los amigos
y besos sobre los moratones
de los imperios y las ciudades,
del origen de nuestra conciencia,
de las constelaciones que vienen
llorosas a dormir en mi cama.

No, no me levantes la voz
para decirme que me quieres,
no seas como el mundo
que disimula con los gritos
sus equivocaciones

En este día a día
aunque nos ensuciemos,
no conviene olvidar,
la mecánica del automóvil,
del patinete con el que se deslizan
las mariposas por el corazón y las arrugas.
El movimiento cada vez más rápido
de los aviones que nos llevan.

Hoy, que por no saber, no sé, ni si amanece:
las distancias que no se dibujan con las manos,
ni se columpian de los mechones del planeta,
construyen puentes de harina de mijo,
abren la senda de regreso,
y de par en par las ventanas
con vistas a los cinco continentes,
mientras, esperan que cambie el color
del muñeco de los semáforos,

Hay recuerdos que se perdieron como tu falda:
paso a paso, distancia a distancia, calle a calle, dolor a dolor.

martes, 29 de mayo de 2012

MENSAJERO





Basta de estupideces,
de continuar la misma lucha
casi todos los días,
de oler a combustible y polución.

A estas alturas
para cada conquista es necesario
nuestro exterminio:
el cocido de viernes,
tu aniquilación y mi ruina.

Somos experimentos prescindibles
donde ensayan los hombres
todas y cada una de sus torpezas,
los requiebros sonoros de cualquier tontería,
la carta donde nos comunican su abandono,
algo de tiempo en la tarde para repartir

sábado, 26 de mayo de 2012

INTENCIONES SUICIDAD





¿Mencioné que maldije
la vida, el marfil y la plata?
Tal vez porque jamás descanso:
el miedo que me acecha
tiene la dimensión que tiene el verso
enquistado por noches y noches de apariencia,
por la estirpe de las manos creadoras
por el día del todo incomprensible.
Estira, estira un poco más
que ya estoy roto,
casi entreabierto,
librándome de su martirio.

lunes, 21 de mayo de 2012

CITAS

En la imagen visionaria, para interpretar, no precisamos saber racionalmente, sino solo sentir. En ellas al poeta, no le interesa el parecido físico inmediatamente reconocible por la razón, lo que le interesa es la semejanza emocional. C. Bousoño

lunes, 7 de mayo de 2012

VOLVEMOS AL EXILIO





Se nos ve extraños
junto a la oscuridad dormida
y sin límites del olvido,
a punto de morir a los noventa,
aprendemos idiomas.

Somos los descendientes
de una mañana rota
como la goma de sabores
que se convirtió en pájaros
viniéndose a posar, una y otra vez,
en el mismo bostezo.

Amantes de confeti y despedidas
que, a la luz escapada
de las piernas abiertas,
volvemos al exilio.
Amigos personales
que hacemos en low cost,
al rebufo de la sabiduría,
kilómetros de asombro.

jueves, 3 de mayo de 2012

BUSCO TRABAJO





Sí, puedo trabajar como amante,
como chef que prepara la cena,
como despertador del alba,
como astrólogo, como mensajero
para el dios saltimbanqui de las flechas,
como Adonis borracho de misterios,
como ayudante de profeta
como epílogo de las nupcias,
como protagonista al que tantos saludan,
como aroma de incienso en el altar
de los días impares.

Sí, puedo trabajar de cualquier cosa,
pero mi profesión, que avanza
con temporal en el bolsillo
inmensamente abierto, quién lo dijera; es otra:
en los bancos del parque compañero,
y aunque no tenga nada que ver con este mundo,
soy un escorpión tatuado en tu ombligo a carcajadas
con la única disculpa de que nadie me llama.

jueves, 26 de abril de 2012

MUJERES



Somos madres con hijos,
siempre rehenes
de algunas maldiciones,
esposas que cerramos
con éste último elogio
las puertas del ayer.
No, ya no somos más
una cinta que oculta el seno,
ni el refugio de los abrazos
que llegan antes o después del alba.
Somos el movimiento,
los latidos del día
y su respiración,
mujeres que proclaman desde aquí
su viajera existencia.

domingo, 22 de abril de 2012

TODA LA ETERNIDAD




Estás enferma,
respiras mal,
y en el hotel de los dolores
lleno de islas de lámparas del día
te desabrochas el sujetador.

Yo tuve que dormir en los pasillos
de tantos hospitales,
llevar urgencias en los dedos
y algunas depresiones en el alma
que recé ateo para que nadie lo viviese.

Sí, tú descansa
que para morir aún tenemos
toda la eternidad.

En la noche, los ojos mustios de la enfermera
que habla idiomas y se junta con gente importante,
que decidió ella sola soltarse los cabellos
dejando escapar un sabor triste
a culpas sonorísimas,
se cierra al dolor de los extraños.

Ya ves amor que no me aparto,
que estoy a tu lado y te sirvo la cena,
que no imagino mi final sin ti.

miércoles, 18 de abril de 2012

AYER ME ALEGRÉ DE NO VERTE




Ayer me alegré de no verte
náufrago de los bares,
en cualquiera de las esquinas
de este u otro mundo,
bebido por saber mezclar
un bote de cerveza
con el cielo que pinta
de licores la aurora.

Ayer demolí los silencios,
de algunas reflexiones
su canción de marfil irreal,
la ceguera de mi delito,
los siempres y los nuncas,
brillantes y resecos que ocupan mi ser,
los muros de la casa y mis errores.

Bien a la luz, destruí la estantería
donde se ordenan todas las especias,
y el tiránico polvo de los días de asueto,
las pócimas de amor escritas en los libros
que nunca tuve la ocasión de ojear.

Corté las raíces de las buenas formas,
y crecí sólo, sólo y ensombrecido:
de cartón piedra, tan cansado
que ayer me alegré de no verte,
de no haber roto la esperanza
de su plural anclaje.

A LAS CINCO DE LA MAÑANA




A las cinco de la mañana
cuando nos despedimos
hay profecías por cumplirse
llegando en bicicleta,
profecías que mientras
se burlan de nosotros
dan la impresión de olvidar el alzheimer.

En el rostro de un niño que nos deja sin nubes,
hay leyendas que se alzan sobre tres comentarios
equivalentes a los buenos días
y ambiciones que no se pueden despegar nunca
como ese imán de los recuerdos
en la puerta de la nevera.

Hay esculturas de rodillas
que están ideadas para impresionarnos.
Estatuas hechas de carne y hueso
y a contra luz de poemas
de lágrimas y abrazos de la gente común.

A las cinco de la mañana
cuando nos despedimos,
sí, pensé gritar, pero no me acuerdo

lunes, 2 de abril de 2012

TODO BIEN PLANCHADITO





Hasta que mi cabeza no vuelva a estar en sus sitio, y eso por lo que parece irá para largo, he de comunicar que no os regalo más versos, (después de ocho años he llegado a la conclusión de que todo lo que se regala no se aprecia) por lo que, si me queréis seguir leyendo, que particularmente, claro está, me importa un huevo con patatas y cebolla, tendréis que buscaros otra forma de hacerlo. Bien en las bibliotecas, bien comprando mis libros, bien ignorandome como hasta ahora habéis hecho. A mí entender, no se han alcanzado los objetivos fijados.

miércoles, 28 de marzo de 2012

MAXI PIZZA


Para distraerme
entro en la niebla
de tu cocina,
vuelta de golpe
hacia la carne
del microondas
como si nada.
Miro de frente
y avergonzado
por tu conducta
canto en un coro
móvil de calvos
a tu conciencia.

Para distraerme,
muestro la lista
de tus errores
quito la capa
de tu vergüenza.
y aplaudo, aplaudo
protagonista
desde la mesa
mientras me comes

jueves, 15 de marzo de 2012

CURRÍCULO





Hasta que mi cabeza no vuelva a estar en sus sitio, y eso por lo que parece irá para largo, he de comunicar que no os regalo más versos, (después de ocho años he llegado a la conclusión de que todo lo que se regala no se aprecia) por lo que, si me queréis seguir leyendo, que particularmente, claro está, me importa un huevo con patatas y cebolla, tendréis que buscaros otra forma de hacerlo. Bien en las bibliotecas, bien comprando mis libros, bien ignorandome como hasta ahora habéis hecho. A mí entender, no se han alcanzado los objetivos fijados.

martes, 13 de marzo de 2012

LA NANA DE LOS NIÑOS




En el desván de mi cabeza
existe un rostro intacto,
que desayuna siempre
entre dos rebanadas, tres mil gestos,
y despiertan en tus ojos
poemas con un sabor a mantequilla,
y a puertas y grilletes por abrir
eternidades y misterio.

No, que no me deslumbren
las profecías del amanecer,
ni que me saquen los crepúsculos
a golpes de la ruta humedecida igual
que los implantes en mi boca.

Desde mi utilitario o desde mi oficina
nunca me acercaré lo suficiente al mundo
como para sentir de tus despiste
los mordiscos de estrella destronada.
No, nunca entendí, de la sangre,
lo que significan sus lágrimas
ni la viscosidad de sus encuentros.

No, no quiero cantar la nana de los niños,
ni la tuya tampoco, ni rejuvenecer
ni preocuparme de saber
porqué no llega el pan a sus cocinas,
ni de morir en un colchón de amores
mientras se pierden las batallas
de las buenas conciencias.

jueves, 1 de marzo de 2012

ROSA DE VATICINIOS





El mundo es una cruz con vistas
vueltas al interior de la ternura.

En sus brazos horizontales
alguna que otra vez el hombre
se columpia de sus recuerdos,
de esa serenidad de anciano
que ensaya tantos desenlaces,
incontables, como las lágrimas
que otro día mojaron la arena a sus pies.

En ocasiones,
también el mundo
se columpia de mi desmayo.

Cuando la razón calla,
creo que es el grito
quien forma parte del mundo:
ensimismado siempre al balanceo
de las cosas sin importancia.

Cuando el mundo no tiene ni idea
de cómo dar comienzo su declive,
finge que esculpe indiferencias.
Para mí, que el mundo no regala nada.

El mundo siempre se estremece,
en el asiento tembloroso de mi oficina,
siempre se rodea de imposibles
entresoñados como el misterio femenino.
Siempre se presenta aprendiz del culto
del pálpito aromoso del aire.

Definitivamente hoy
el mundo sigue siendo una cruz,
rosa de vaticinios que alguien llena.
Sigue teniendo esos trazados negros
de la noche tan hendida de ausencias.
Sigue esperando que se sienten
tantos motivos desnudos a sus pies.

El mundo sigue siendo una cruz
que ratifico, que no niego,
que acepto ser guardián
de su memoria.
Pero sabes, desde que te lo dije
ayer por la mañana,
el mundo me parece menos cruz.

Perteneciente a: De todo lo que no se pierde

jueves, 23 de febrero de 2012

PARADOJAS DEL MUNDO





Para que nadie se disguste
diré que la salida está a la vuelta
de este o aquel escritorio
dónde aún se conservan
las copias de mi despido;
en la pornografía de algunos diccionarios
llenos de letras biensonantes y mala leche,
en el humo de las historias de Wall Street.
La salida se viste
en este cuarto mundo
con un fondo de riesgo
y ropas recicladas

miércoles, 22 de febrero de 2012

LA TARDE SOBRE MIS OJOS


Fotografía de Elena Álvarez de Castro
Regalo de la autora para este poema


Si vieras como cae la tarde sobre mis ojos.
Aquí que es donde el tiempo desflora sus dominios
en esta travesía de lámparas perpetuas
al final de mi reino azul Laureano

Si vieras mi abandono, mi declive,
mi locura que no termina
de resucitar nunca, nunca
ni de morir tampoco.

Si oyeras esta voz, este pálpito,
este flujo durmiente,
de cosa irrealizable.

Si vieras como se va la luz y llega al sueño,
un encaje de noches por la espalda
la suma fría de la evolución.


POEMAS PARA CREAR ESCUELA III Juan Carlos Mestre


Fotografía de Elena Alvarez de Castro

POEMAS PARA CREAR ESCUELA III

Si la felicidad consiste en recibir un e-mail donde la contestación es afirmativa, hoy yo, puedo decir que soy feliz.

Juan Carlos Mestre: Premio Nacional de Poesía. Premio Adonais. Premio Jaime Gil de Biedma, me presta en esta ocasión, EL ADEPTO poema que por supuesto ya está creando escuela.

Hoy que el mundo se mueve sobre todo por esas delicadas hebras de acero del interés, ¿qué argumentos nos propondrías para que éste u otros mundos, leyese tu poema?

Amigo Maximiano, con mucho gusto, puedes hacer uso del poema que estimes más adecuado a tu propósito y proyecto, soy yo el agradecido por tu interés y la delicadeza y generosidad de tus palabras. Me pillas ahora de viaje, en Nueva York, con poco tiempo para la meditación y con algo más que ruido en la poca cabeza que me va quedando sobre los hombros, aún así y respecto a tu pregunta creo que contestaría lo siguiente:

“Leer poesía es ejercer el derecho civil de la imaginación, acaso una de las formas en que la salud del bien se hace presente como delicadeza, utopía y conciencia del porvenir”.

Muchas gracias por tu afecto Maximiano, sabes de mi cariño recíproco, amigo. Mestre.


EL ADEPTO

Erguida estás, señal.
José-Miguel Ullán


He leído durante toda la noche el Discurso sobre la dignidad del
Hombre de Pico de la Mirándola,
de él se deduce que el 14 de mayo de 1486 no existe,
que la primavera y la juventud son hijas de Marsilio Ficino,
que la belleza es por derecho mitológico esposa del trípode y el
camaleón.

Acepto haber leído el destino en un vaso de agua seis mil años
antes de la muerte de Platón,
acepto haber alimentado a un animal de uñas curvas,
acepto la influencia de los magos persas.
No tengo hijos, ¿acaso he cometido un crimen?
Tampoco tengo energías para la épica .
Confieso adorar descalzo el triángulo de la piedad que otros
llaman cubo de Zoroastro,
confieso mi creencia en la teología del número 7 y la gestación de
los donantes de calor,
confieso mi fe en Timeo de Locros astrónomo de lo diverso.

He leído durante toda la noche el árbol de la conjetura,
de sus frutos he traído a mi casa la escalera circular junto a la que
Jacob tuvo un sueño
y el testimonio sobre la naturaleza celeste de todas las piedras.

Asumo haber prestado atención a lo que impide,
asumo la visitación del pródigo y la música de las esferas,
asumo no haber dejado escrito nada que no me haya sucedido en el
futuro.

He leído durante toda la noche el Discurso sobre la dignidad del hombre,
de él se deduce la aritmética del mar y la Ley bajo la corteza de la encina,
de él se deduce el río de la ciencia y la golondrína de los caldeos,
de él se deduce la inexistencia de la muerte y la fecundidad de lo
discutible

domingo, 19 de febrero de 2012

EL PASO DE PENÉLOPE EVIDENTE





En ti se encuentran los ecos vitales
de la arena, del beso de la espuma
que arrastra a la deriva tu memoria:
el paso de Penélope evidente.

No quiero reprocharte nada
aunque eche mucho de menos no poder sentir
esas cosas normales de cualquier otra vida.
A veces, sí a veces me sucede
que al vestir tu leyenda,
esa que fue de arcilla
y memoria por dentro,
abro los ojos
y el bazar cotidiano
de algunas seducciones,
contra las mariposas
que sin duda de tanto amar
revolotean por mi cara.
Hoy las mujeres no hablan de otra cosa.

Sí, aquí sobre los cuerpos que me afligen
voy a juntar con mis años tus días,
a beber victorioso tus colores
a buscar a la vuelta en sombras del maquillaje
el tiempo por vivir: Niña, mujer, anciana,
cuando nadie nos mire te amaré como siempre.

jueves, 9 de febrero de 2012

LINEA 7





Reconozco mi angustia
mi aburrimiento y tu sensiblería.

Las travesuras de una voz vacilante y atea
cuando quiere contar lo que vieron los ojos,
los pasos de la muerte que nos ponen
al mismo borde del andén.

En tu resplandeciente cara,
un niño que bracea a favor de las nubes
es el reflejo del asombro enternecido,
y acaso un par de olas en la frente,
nos den la bienvenida
mientras el cuerpo dice adiós.

En el incendio donde acaba tu desnudez
comienza el dramatismo
de una noche que se cubre de sombras de ti
en hora punta.

En las colas del paro
solo por alusiones
últimamente se puso de moda
como en un sueño que se repite
la invisibilidad del mundo,
páginas llenas de regresos,
de notas que no aclaran nada, nada.

A punto de concluir el mundo
éste podría ser el poema de un suicidio
o unos versos de vida y esperanza.

domingo, 5 de febrero de 2012

s.XXI




Hubo crisis de sándalos violentos
y de presidentes y de mobiliarios
con formas y cajones de Ikea,
sin duda dentro de los plazos
de las disculpas que restauran
a los hombres y a Dios,
a pirámides y principios
de mi casa por dentro.

Electricidad y fontanería,
paredes, suelos, puertas y ventanas,
cocina, salón y pasillo.
Dormitorios con luz al este
luminoso de nuestra infancia,
cuarto de baño
presidiendo la luna
de los cuerpos sin cuerpo,
mesa comedor para un invitado
en los márgenes vivos de las piernas.
Para uno. Sí, sí, sólo para uno.

La crisis de los hombres
comenzó en la cabeza,
con vete tú a saber que palabra precisa,
o que acto, o que rostro, o que provocación,
con ese huir eterno de las cosas
que sí, están, anotadas
en cualquier analítica
como el colesterol que nos tapona las venas.

jueves, 19 de enero de 2012

LA RAZÓN HABITABLE DE LA CASA





En la cama prefiero
olvidar el presente
y su monotonía,
darme la vuelta
al ritmo de tu diástole
hacia la lluvia,
hacia el futuro,
hacia lo que se olvida.

Si, prefiero sentir
al otro extremo del ordenador
gente y más gente que hace guiños,
que aleja de la luz del día,
los miedos intratables de la sombra,
de las manos absueltas,
de los corros de amigos
de los dioses de siempre.

En la cama prefiero dormir y descansar.
Para el sexo, sí para el sexo
cuando el refugio de los brazos forman
la razón habitable de la casa,
abrámonos a la inventiva.

jueves, 12 de enero de 2012

CUANDO ME NIEGO




No, no voy a ser yo quien
apague la luz del crepúsculo.
Claro que yo sé muy bien como
el crepúsculo se emociona,
como se acerca dueño
de las criaturas ciegas,
y sí, las pone de arcilla los ojos:
ojos para nacer al verso.

Por supuesto que no voy a ser yo
quien diga como nacen las estrofas,
o la continuación rayada de un soneto,
como la silva, silba en la distancia.
Como elegantemente vestidos se equivocan.

Nooo, ya te digo que no voy a ser yo
la piel de una tormenta de mentiras
el rasgo exacto escrito de la voz,
un gesto en las portadas del domingo.

Yo solo soy lo que se ve
debajo de la tapa:
resentimiento

miércoles, 11 de enero de 2012

MAXIMIANADAS I



Con los años se vuelve
a querer disfrutar
aquella sencillez
niña que nos devora.