martes, 31 de mayo de 2011

LO QUE NO SE APRENDE EN LA ESCUELA




Tuve que atravesar todos los puentes escritos:
ignorar la voz de muchas cabezas,
respirar el aire de otras distancias,
describir las palabras del color arrecife
serenamente hecho.

Para poder pasar todas las pruebas,
tuve que encender una luz a las bendiciones,
competir como anciano del futuro,
despistar las envidias de la gente.

Para llegar aquí, a este comienzo en construcción
en el envés de alguna inscripción poética,
en las aguas de los ojos de la adversidad:
tuve que prostituir la formación de mi espíritu,
descifrar de las piedras su pornografía,
ver el vacío de las estrellas sin edades,
vestir atuendos de causas y enojos.
Para morir, se dice en las escuelas
que no se necesita casi nada.


“Del Amor el alma aprende un millar de clases de
cultura, tal cultura no se halla en las escuelas”
Yalal al-Din Rumi

“Las cenizas de la marihuana son blancas.
Esto, claro, no se aprende en la escuela"
L.M. Panero

lunes, 9 de mayo de 2011

DE CENIZA A CENIZA





Voy distraído a ti,
exultante y deprisa
incombustible,
actual y catatónico
como el sol que se cuelga
dentro del calendario.

Cuerpo negro encrespándose.
Rojo casi bulímico.
Ópalo que zozobra en tu boca.

Hoy, ya ves, los consejos
de esta generación artificial,
iluminan sin gusto los salones,
el espacio entre el suelo y la ventana,
las historias del polvo
vividas dentro.

Voy de un roce a otro roce.
Piel, de un dulce a otro dulce.
Voy de un cuerpo a otro cuerpo.
Esta noche, de mi cama a tu cama,
se tenderán los puentes del olvido genético.

Voy de voz a voz. Por última vez
de ceniza a ceniza.
Despacio, muy despacio. Recreándome