miércoles, 26 de enero de 2011

UNA VERDAD AZUL



Bobilongos:

Neologismo vinculado a la perfecta imperfección de este momento. Ente social de infinitas ficciones. Simbólicamente representa todas las vanidades de un personaje real, semicaballero que combina perfectamente su vestuario.

Churrilungas:

Neologismo para mañana. Movimiento lúdico y placentero capacitado para crear con la estructura femenina, una semidama ligada íntimamente a ese universo feliz que, con el aire, va tomando forma en las nubes de algún entendimiento.


BOBILONGOS Y CHURRILUNGAS  es mi próximo poemario que otra vez Ediciones Vitruvio, otra vez Pablo Méndez confiando en mi verso, os acercará en primavera. Y como muchos ya sabéis que, ni dedico ni firmo ejemplares, en esta ocasión, solo para aquellos que  hagáis vuestra reserva, antes de que llegue a las librerías, lo tendréis firmado y dedicado.